El Vivero de Empresas de Toledo se asienta en un solar de 2.000 m2 que la Cámara de Comercio e Industria de Toledo adquirió para ampliar la lista de este tipo de conjuntos empresariales que existen en la provincia.

El Vivero se ha concebido como un espacio para que los proyectos de los emprendedores tengan las condiciones idóneas para dar sus pasos con éxito y poder incorporarse de la mejor manera posible al tejido empresarial.

La centralización de núcleos de comunicación y servicios, despliega una planta libre que garantiza una distribución por áreas y una compartimentación y disposición de espacios de acuerdo con necesidades inconstantes, acotándose mediante paramentos cambiantes que dotan al edificio de una óptima libertad distributiva.

Esa versatilidad ha sido, sin dudas, la mayor aportación de Reiter al proyecto, dado que se han implantado tabiques móviles a modo de “paredes deslizantes” de dimensiones de hasta 7,8 metros de longitud que se pueden ir desplazando perpendicularmente a la fachada aprovechando toda la planta disponible para subdividir el espacio más adecuado a cada actividad.

Reiter diseñó, fabricó e instaló 7 unidades de 7,8 metros de longitud y altura 3,25 metros y de 35 unidades más, en este caso 2,5 metros de altura con una longitud de 6,80 metros.