Se trataba de dar flexibilidad de espacios en función a las actividades a desarrollar.

Al mismo tiempo podía darse sesión de Fitness, de musculación, o cursillos de Tai Chi. La clave fue distribuir la planta del gimnasio de manera que pudiera permitir la privacidad necesaria.

Se instaló el modelo H-8601, incorporando también vidrios acústicos para facilitar la integración del espacio con todo el nivel de prestación acústica exigida.